Disfraz de la naranja mecánica para niños

disfraz-naranja-mecanica-nino

Ahora que se acerca Halloween, estamos dando vueltas a nuestros disfraces y a cómo hacerlos reciclando materiales o aprovechando cosas que tengamos por casa. Ya sabes que en esta casa somos muy fans de los disfraces caseros. Y si no lo sabes, te invito a que los veas en esta recopilación de posts.

Hace unos días, haciendo el cambio de armario de los niños, saqué unas botas de estilo militar que ya se le habían quedado pequeñas a mi hija y las coloqué en el lado de mi hijo.

Precisamente esas botas fueron la clave para uno de los posibles disfraces de Halloween de mi hijo pequeño: Álex, el sociópata de La naranja mecánica, la polémica película de Stanley Kubrick.

No es un disfraz precisamente infantil, pero como personaje de terror no tiene precio.

disfraz-nino-naranja-mecanicaglobo-ojo-naranja-mecanicanino-disfrazado-naranja-mecanica

La naranja mecánica fue una película que me impactó la primera vez que la vi y me sigue impactando cada vez que la veo. Además, marcó mi primer viaje a Inglaterra, ya que durante el viaje de ida sonaba su famosa banda sonora (¿quién no recuerda la maravillosa adaptación electrónica de la Novena Sinfonía de Beethoven de Wendy Carlos?) y a la vuelta me di de bruces en el aeropuerto de Sondika con su protagonista Malcom McDowell, que visitaba el festival de San Sebastián.

Todo lo que nececitas para disfrazarte de La naranja mecanica

 

Con una camiseta interior blanca de manga larga, unos leotardos blancos, unos calzoncillos y unos tirantes negros compusimos el atuendo de Álex.

En una tienda de disfraces compramos un bombín tamaño niño y un bastón de dandy.

El toque crafty lo puso un globo que pinté recreando el ojo de la famosa escena en la que el protagonista, condenado a 14 años de prisión por asesinato, se somete al “proceso Ludovico”, un tratamiento que asocia imágenes violentas con náuseas y durante el cual se le obliga a mantener los ojos abiertos con ganchos.

Con unos rotuladores permanentes negro y azul tracé y rellené el iris y la pupila. Con un rotulador de punta más fina dibujé las venitas rojas del ojo.

El toque final se lo dimos pintándole una gran pestaña en la parte inferior del ojo (aunque, vaya, nos equivocamos de lado).

Como extras al disfraz, puedes decirle al niño que sujete una naranja o un vaso de leche, emulando el “moloko” que bebían los “drugos” en el Korova Milkbar de la película.

Ya ves que con poco, tenemos un disfraz terrorífico.

 

Y tú, ¿te disfrazas en Halloween? ¿Ya sabes de qué? Me encantará leer tus ideas en los comentarios.

P.D.1. 20 cosas que deberías saber sobre La naranja mecánica.

P.D.2. Ideas para un Halloween de película.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ETIQUETAS: , , , , , , , , ,
Diseño del blog: Eclickse Digital
  1. Pingback: Haz tu disfraz de Halloween con una caja de cartón

  2. sonia dijo:

    Horrible.

  3. Pingback: Disfraz de Willy Wonka (Charlie y la fábrica de chocolate)

  (no será publicado)