Los zapatos de novia más bonitos del mundo

Zapatos de novia pintados a mano

Hace algo más de un año escribí el post Si volviera a casarme, en el que contaba las cosas que cambiaría de mi boda y las que no. Una de las que cosas de las que estaba convencida que volvería a repetir eran mis zapatos de novia.

Cambié de opinión en el momento que conocí el trabajo de Marián Redondo de Marianloveshoes y si has llegado hasta aquí y has visto la foto que encabeza este post habrás entendido por qué.

Si hay algún día en el que te apetece contar una historia es el día de tu boda. Ese día llegas con una mochila en la que has ido metiendo momentos y experiencias compartidas: cenas, conciertos, libros, viajes, discusiones, lágrimas, bailes, canciones, películas, ataques de risa, enfermedades, crisis, reconciliaciones, pérdidas, promesas, proyectos… y sacándolas una a una y poniéndolas todas juntas le cuentas al mundo o a unos pocos que quieres seguir llenándola con la persona que has elegido.

Marián es como un hada madrina que te quita el peso de las cosas que van en esa mochila y te las pinta en los pies, para que ese día puedas bailar hasta el amanecer.

¿Te imaginas que el día de tu boda levantas un poquito el vestido y ahí, pintado en tus zapatos, le enseñas a tu pareja el sitio en el que os conocisteis, la letra de vuestra canción favorita, el poema tan cursi que te escribió en vuestro primer aniversario, la anécdota que os hace troncharos cada vez que la recordáis, la promesa que le hiciste en ese momento de amor arrebatado o el mapa de los sitios que os quedan por conocer?

Zapatos de novia pintados a mano

Si volviera a casarme, le pediría a Marián que pintara nuestras pequeñas historias en mis zapatos y, después de usarlos, los pondría en la estantería del salón para contemplarlos como la obra de arte que son todos los zapatos que ella pinta a mano con amor.

Y, por supuesto, la invitaría a mi boda, porque es de esas personas que, cuando la conoces, quieres tenerla en tu vida.

Marián y yo nos conocimos virtualmente haciendo el curso Hello Blogging de Hello Creatividad, meses después nos conocimos personalmente en Punto Mom y hoy por Whatsapp ya estábamos planeando irnos a Londres a ver la exposición Shoes: Pleasure and pain en el Victoria & Albert Museum de Londres o hacernos un recorrido por museos del mundo en helicóptero. En fin, Marián, tendremos que conformarnos con la expo en el Guggengheim. Me encantará acompañarte y oirte hablar de arte.

Por cierto, Marián también personaliza zapatos para niños y diseña sus propias colecciones, que puedes comprar en su tienda online

Zapatitos de bebé pintados a mano

Zapatos para niños pintados a mano

Zapatos de mujer pintados a mano¿No te parecen una auténtica maravilla?

P.D. Si volviera a casarme…

P.D.2. Porta anillos hecho a mano para una boda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ETIQUETAS: , , , ,
Diseño del blog: Eclickse Digital
  1. Siempre pensé que basta mirar los zapatos a una persona para hacerte una idea de cómo es y sus gustos, pero si encima cuentan historias (literalmente) como los de Marian, es completamente revelador. Marian es un sol, yo la conocí en Punto Mom y me quedé prendada de ella y de su proyecto, “que quita peso de la mochila y te lo pinta en los pies para poder bailar hasta el amanecer”.

  2. Eli dijo:

    Si es genial Marian. Estuvimos juntas durante las ponencias de puntomon y me emocione cuando me dijo que conocía mi modesto blog!! Y por supuesto me gustaron sus zapatos. Recuerdo q ese día llevaba unos dedicados la día de la madre. Ciaooo

  3. A Revolta dijo:

    Respondiendo a tu pregunta final, ¡por supuesto que son una auténtica maravilla!
    Sigo a Marián hace un tiempo y tengo que reconocer que “engancha”. No he visto artesanía más original y con tan buen gusto en la vida. Se merece un post, un repost y un fotón en Pinterest, en Instagram y donde haga falta.

    Tú, como siempre, has sabido contar la historia de una forma encantadora, ¡la verdad es que hacéis un buen tandem!

    ¡Un besiño, Elena y feliz Miércoles!

    Yoly

  4. Pingback: Regalos que cuentan historias - Mi casa en cualquier parte

  (no será publicado)