Esta ronda la pago yo (Lugares insólitos)

Spreepark. Parque de atracciones abandonado de Berlin

Desde que he tenido hijos, he viajado menos de lo que me hubiera gustado. Sin embargo, Internet me brinda la oportunidad de descubrir sitios a diario.

En la ronda de links de hoy, quiero compartir contigo algunos de los lugares más curiosos que me he encontrado navegando por la Red.

Si eras fan de Mazinger Z, tienes que saber que existe una reproducción de 10 metros de altura en una urbanización de Tarragona. Si quieres saber cómo llegar, pincha aquí.

Mientras los ayuntamientos de medio mundo se gastan fortunas en desprender los molestos chicles de sus calles, en Seattle los han convertido en una atracción turística. Su muro de chicles es, según una encuesta de Trip Advisor, el segundo lugar más lleno de gérmenes del mundo, después de la piedra Blarney de Irlanda.

Viajar a Aix-en-Provence siempre es una buena idea, pero si además eres un ávido lector, visitar su biblioteca Méjanes es de obligado cumplimiento, ya que su entrada está construida con gigantescos volúmenes de El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, El enfermo imaginario de Moliére y El extranjero de Albert Camus.

Si piensas que Chucky es el muñeco más terrorífico del mundo es porque aún no has visto la isla de las muñecas de Xochimilco (México). Esta macabra colección comenzó para “espantar un espanto”, pero no sé yo qué es más espantoso.

El salón de té más antiguo de Inglaterra data de 1592 y está en Windsor. ¿Su peculiaridad? Que está completamente torcido. Cuenta la leyenda que en su interior comienza un pasadizo secreto que comunica directamente con el castillo de Windsor y que habría servido de escape a regios encuentros amorosos.

“Yo tenía una granja en África”. No soy muy amiga de los safaris, pero reconozco que alojarte en una mansión de 1930 en Kenia y que las jirafas metan la cabeza por tu ventana mientras desayunas tiene que ser toda una experiencia. Además, Giraffe Manor está muy cerquita del Museo de mi admirada Karen Blixen.

¿Puede haber algo más kitsch que un gnomo de jardín? Sí, un pueblo habitado por miles de ellos.

¿Qué tienen los parques de atracciones abandonados que se convierten en atracciones en sí mismas? Spreepark en Berlín, Wonderland, el falso Disneyland chino en Beijing, Dadipark en Bélgica, Land of Oz en Carolina del Norte o mi querido Parque de Atracciones de Artxanda en Bilbao son algunos ejemplos de ello.

¿Que otros lugares insólitos, absurdos o tenebrosos te has encontrado por la red? No dejes de contármelo en los comentarios. ¡Que tengas un buen fin de semana!

Foto: Abandoned Berlin via Lovely streets

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ETIQUETAS: , , , , ,
Diseño del blog: Eclickse Digital
  1. María dijo:

    Me ha encantado el post! sobre todo los parques de atracciones abandonados! tienen un encanto especial, aunque a la vez son deprimentes, el de Berlín es precioso!

    Buen fin de semana Elena!

  2. Nuria dijo:

    De todos, el único que he visitado es el Mazinger gigante. Ahora van a aprovecharlo como reclamo para organizar una muestra de cómic y actividades relacionadas con el manga y la cultura japonesa. Después de años de abandono, ¡es una buena noticia!

    ¡Buen fin de semana!

  3. Ainara dijo:

    ¡Qué bien que vuelven tus rondas!
    Los parques de atracciones abandonados tienen una atmósfera que me atrapa. No conocía el de Land of Oz…espeluznante :)

  (no será publicado)