El poder explicado a los niños + SORTEO (Cerrado)

Cómo explicar la política a los niñosQué poco nos gusta hablar de política delante de los niños, ¿verdad? Muchas veces nosotros los adultos la encontramos tan incomprensible, enrevesada y, en ocasiones, absurda que nos parece una ardua tarea explicársela a ellos que todo lo cuestionan.

Pero lo cierto es que la política empapa cada rincón de nuestras vidas y no nos podemos sustraer de ella. La política y el ejercicio del poder tienen consecuencias que afectan hasta nuestra esfera más íntima.

Los niños tampoco viven de espaldas a la realidad que les rodea. Muy al contrario, la cuestionan constantemente en su afán por entenderla.

¿Por qué hay guerras? ¿Qué significa democracia? ¿Por qué los niños no podemos ir a votar?  ¿Qué tengo que hacer para ser reina? ¿Quién es Trump? ¿Y Putin? ¿Y Puigdemont? Son algunas de las preguntas que lanza mi hija y a mí me pillan con el pie cambiado.

Cuando me pasa esto, recurro a libros infantiles que, a través de ilustraciones e historias sencillas, les inicien en esos temas que les intrigan, desconocen o les preocupan. Así por ejemplo, compramos El gato errante para explicarles la realidad de los refugiados; Wonder. Todos somos únicos (la version infantil de La lección de August) para trabajar la diversidad, la empatía y la tolerancia o Las princesas también se tiran pedos para enseñarles a cuestionar los estereotipos de género.

En plena crisis del procés llegó a nuestras manos Un rey de quién sabe dónde.

Aunque no era algo de lo que se hablara en casa delante de los niños, no podíamos evitar que escucharan las más diversas conversaciones sobre el tema y surgieran los interrogantes. Leer con ellos Un rey de quién sabe dónde fue una estupenda oportunidad para iniciarles, aunque fuera de forma superficial, en el concepto de  política y las luchas de poder.

Si quieres conseguir gratis Un rey de quién sabe dónde, sigue leyendo hasta el final. Te contaré cómo participar en el sorteo de 2 ejemplares en Facebook e Instagram.

Sigue leyendo

ETIQUETAS: , , , ,

En compañía de mujeres

Cenas Adivina con Andrea AmorettiFoto: Merry Little moments. Cena Adivina con Andrea Amoretti

No sé si será por educación o por naturaleza, pero siempre me ha parecido asombrosa y admirable la capacidad que tenemos las mujeres de empatizar y conectar entre nosotras.

Son muchas las voces que a diario se empeñan en convencernos de que en cuanto nos juntamos comienza la competición, las envidias y los recelos. Pero yo no puedo estar más en desacuerdo.

Nadie como una mujer detecta la necesidad y el sufrimiento de otra. Nadie como una mujer se pone a disposición de otra para escuchar, callar, conversar, llorar, reir, compartir, ayudar o hacer tribu.

Precisamente por esta cualidad que compartimos (y de cuyo poder empezamos a ser conscientes) están surgiendo y triunfando todo tipo de eventos de networking para mujeres.

Hoy te quiero hablar de dos en los que he participado y dos en los que me he quedado con las ganas:

Sigue leyendo

ETIQUETAS: , , , , , , , ,

Por amor al arte

No soy yo de celebrar San Valentín, pero he de reconocer que soy una romanticona. Así que si hoy tengo que hacer algún tipo de declaración, declaro mi amor al arte.

Gracias al cine, la fotografía, la pintura, la música y la literatura por llenar de amor mis días y mis noches.

¡Feliz San Valentín!

ETIQUETAS: , , , , , , , , ,

Disfrazarse en una galaxia muy muy lejana

Disfraz Reina Amidala - Star Wars

Soy una entusiasta de los disfraces, sobre todo, si puedo coordinarlos con mis hijos.

Me encanta hacerlos yo misma: pensar una temática que nos pueda divertir a todos, documentarnos con fotos, vídeos de YouTube, películas o libros, buscar por casa ropa y accesorios que podamos aprovechar… Así es como surgieron nuestras caracterizaciones de Frida Kahlo, Mary Poppins, Willy Wonka, el sombrerero loco, Alex de La naranja mecánica o Chucky, el muñeco diabólico.

Sin embargo, hay veces que por falta de tiempo no tengo más remedio que comprar los disfraces. En esas ocasiones, me gusta recurrir a tiendas físicas o virtuales que ofrezcan variedad de productos y precios, calidad y originalidad. Después de muchos años de rastreo, te aseguro que existen.

Mi último descubrimiento ha sido la tienda online de disfraces Vegaoo. Tienen miles de disfraces para niños y adultos.

Desde que a mi hija le regalaron el disfraz de Darth Vader por su cumpleaños y los Reyes Magos se lo completaron con una espada láser, tuve claro que estos Carnavales toda la familia nos disfrazaríamos de La Guerra de las galaxias (perdón, Star Wars, que soy de la vieja escuela).

El primer disfraz que metí sin dudar al carrito de la compra fue el de Yoda. ¿Quién mejor que el pequeño de la casa para encarnar al diminuto maestro Jedi? Sólo con imaginármelo ya me daba la risa.

El que no tuve tan claro fue el mío. ¿Me disfrazaría de Princesa Leia aprovechando ropa mía y comprando sólo la peluca y la pistola? ¿O me decantaría por su madre, la impactante Reina Amidala?

Al final, el hecho de que el disfraz y el espectacular tocado estuvieran en promoción hizo que la balanza se decantara por la Senadora y Reina de Naboo.

 

Disfraces de Darth Vader y Yoda para niños Sigue leyendo

ETIQUETAS: , , , , , , , , ,

¿Qué pasaría si les dejásemos hacer?

Proyecto fotográfico con niños: "¿Qué pasaría si les dejásemos hacer?"

El pasado mes de mayo, gracias a la ilustradora Pilar de Miota, conocí la existencia de un experimento fotográfico con niños que estaban preparando en el estudio de La absurda Zurda para el festival de fotografía Baffest.

No tenía ni idea en qué consistía, pero sabiendo que estaban detrás las absurdas con su espontaneidad y buen rollo, tenía muy claro que teníamos que participar.

Después de hablar con ellas y buscar una tarde en la pudieran pasar un par de horas en nuestra casa, desembarcaron con sus equipos fotográficos y una pregunta directa a los niños: “Si os invitaran a una fiesta y pudierais elegir vosotros solos cómo ir vestidos, ¿qué os pondríais?”

Podían abrir sus armarios, los de sus padres, elegir cualquier objeto de la casa… sin normas ni filtros.

A partir de ahí, yo me retiré para no interferir en sus elecciones. Eso sí, me quedé agazapada escuchando el revuelo y las risas que se generaron por toda la casa.

El objetivo del experimento era dejar fluir la espontaneidad y la personalidad de cada niño, fotografiarlo en la intimidad de su habitación con el atuendo con el que se identifica y los objetos que le son más queridos, sin dejarse influir por los prejuicios y los convencionalismos de los adultos.

Sigue leyendo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ETIQUETAS: , , , , , , , , ,
Diseño del blog: Eclickse Digital