Un regalo DIY hecho con mucho amor

Regalo aniversario DIY

Siempre me ha gustado regalar cosas hechas por mí misma. Los regalos caseros (o homemade, como se dice ahora, que nos volvemos locos por los anglicismos) gustarán más o menos, pero siempre llevan un mensaje implícito: el tiempo que he tardado en hacerlo, no he parado de pensar en ti.

En mi último aniversario de boda desperté a mi marido con este detalle. La idea me la dieron los chicos de Present&Correct y  Jan de Poppytalk. Yo sólo la cambié un poco.

Lo ideal es hacerlo con un huevo blanco para ahorrarse el paso de la pintura, pero, ¿alguien sabe qué ha sido de los huevos blancos en las ciudades?. Yo lo pinté poniéndole alrededor cinta de carpintero, pero luego me di cuenta de que quizá hubiera sido más rápido y menos engorroso utilizar la técnica dip (otro bonito anglicismo), o lo que es lo mismo, sumergirlo en un recipiente con pintura blanca.

Mientras se secaba corté una tira de papel de unos 10 x 1 cm. , escribí el mensaje y lo enrollé. El secreto está en enrollarlo fuerte y concienzudamente para lograr que el diámetro resultante sea lo más pequeño posible, ya que cuanto menor sea el rollito de papel, menor será el agujero que tengamos que hacer al huevo y mejor lo disimularemos después.

Ahora viene lo más difícil: hacer el agujerito al huevo. Esto se consigue con un alfiler (si es de corbata, mejor) y un golpe certero (tampoco os paséis). Luego es cuestión de hacer movimientos circulares para ir ensanchándolo y sacar poco a poco la yema y la clara. Mientras hacía esta operación no podía evitar acordarme de esa escena de La colmena en la que José Luis López Vázquez robaba los huevos de la pensión en la que estaba alojado y clavando su alfiler de corbata se los bebía disimuladamente. Vosotros no tenéis que bebéroslo, que el tiempo de posguerra ya pasó, aunque a veces no lo parezca. Sólo lo tenéis que verter en un cuenco y esa noche os cenáis una rica tortillita francesa.

El último paso es meter el rollito de papel por el agujero, tumbar el huevo por el lado contrario y escribir con un rotulador la palabra “Rómpeme”. Et violà!

Para la presentación utilicé la caja de una taza de los chicos de Mr. Wonderful. Es lo bueno de guardarlo todo. El tamaño y el mensaje positivo me venían al pelo.

Por si queréis hacerlo, os dejo el tutorial en imágenes de Poppytalk que es mucho más instructivo que la parrafada que os he metido.

Por cierto, hoy es el cumpleaños de mi marido. Cariño, te quiero un huevo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ETIQUETAS: , , , , , , , , , ,
Diseño del blog: Eclickse Digital
  1. Aroa dijo:

    Genial! Me ha encantado!

    • micasablog dijo:

      Gracias, Aroa. ¡Anímate a hacerlo! Vale para parejas, amigos, padres, abuelos, hijos, primos…

  2. Me parece súper original, gran idea!

  3. Pingback: ¡Vaya huevos tiene papá! | El Mundo Con Canicas

  4. Pati dijo:

    Es una chulada!! Pero…no limpias rl huevo por dentro? Aclarandolo con agua o algo. Es que imagino que se quedara pegajoso no?

    • Mi casa en cualquier parte dijo:

      Sí, Pati, obvié ese paso, pero desde luego que hay que limpiar el huevo.

  5. mafe dijo:

    Me encanto!!!! Queria saber si me puedes pasat el link en donde esta paso a paso los procedimientos.

  6. Pingback: Cómo hacer un papel personalizado -Mi casa en cualquier parte

  7. Pingback: 40 Ideas DIY para Regalar en San Valentín - She Petite

  8. Pingback: 66 Manualidades para el día del padre - Por cuatro cuartos

  9. Pingback: DIY para el día del padre. - Vuelta de Tuerca

  10. Jbouvier dijo:

    Excelente idea

  (no será publicado)